El dinero ni la posiciones sociales ni culturales de uso, ni los abolengos, No existe protocolo en este mundo, que te den las buenas costumbres que nos inculcaron nuestros primeros padres “ancestrales”.

¡Educarse por favor!. ¿Cual es tu fe?. Los padres son los responsables de enseñarles a sus hijos y las buenas costumbres: el camino a DIOS. Por ejemplo,¿Existe Dios? Si existe.

¿Sigues tu religión porque te la inculcaron tus padres?.

porque es un mandato Divino de los Cielos, meramente, no es una religión sino una relación con Dios.

(“)__(“)

¿Enseñar a los hijos e hijas a ser responsables?:

La responsabilidad es la habilidad para responder.

Se trata de la capacidad  para decidir dentro de los límites de las normas sociales y de las expectativas comúnmente aceptadas. Se dice que un niño o niña es responsable cuando sus actos coordinan, de forma creativa, sus propios objetivos con las necesidades de los demás.

Los padres y madres les enseñan a sus hijos e hijas a ser responsables, asignándoles ciertas obligaciones  desde bien pequeños, acordes a la edad y capacidad de cada uno de ellos y ellas. Es importante que los padres y madres no vuelvan a hacerse cargo de las tareas encomendadas a sus hijos e hijas, ya que, el sentido de la responsabilidad, ayuda a fomentar y a reforzar su auto-estima y la autónoma, haciendo que cosechen éxitos cada vez con mayor frecuencia, beneficiándose de las consecuencias positivas de esos éxitos. ¿Cómo enseñarles a ser responsables?.

¿Cómo enseñarles a ser responsables?:

1. Desarrollar la sensación de poder del niño o niña.  Cuando se tiene sensación de poder se poseen los recursos, oportunidades y capacidades necesarias para influir sobre las circunstancias de la propia vida.

2. Ayudarles a tomar decisiones. Los niños y niñas que han aprendido a ser responsables toman mejores decisiones que los que no han aprendido a serlo.

3. Establecer normas y límites y ser coherentes. Las normas y los límites dan a los niños y niñas mucha seguridad, lo que hace que actúen de forma más ordenada.

Si no existen normas claras y evidentes, no hay manera de ser coherente.  Los niños y niñas necesitan normas y límites claros para que conozcan lo que está marcado previamente (horarios, actividades…) y puedan discriminar qué es lo que se le permite y qué es lo que no.  Además, tienen que conocer las consecuencias de no cumplir las reglas.

4. Utilizar tareas y obligaciones para crear responsabilidad.

Hay que concretar, es decir, especificar cómo, cuándo y quién debe hacerlas. Esto desarrolla la capacidad de organización y los propios recursos.

5. No ser arbitrario.  Aclarar lo que queremos, comunicar estas expectativas de forma sencilla y directa, y concretar cuáles son las consecuencias esperables si el niño o la niña actúan en consonancia o no con esas expectativas.

6. Dar recompensas por ser responsable. Recompensa es aquello que el niño o la niña valora, desea o necesita. Los niños y niñas a los que se recompensa (recompensas de orden material y, sobre todo, no material) por ser responsables van desarrollando gradualmente la conciencia de que la responsabilidad y los buenos sentimientos están relacionados; y, con el tiempo, disminuye su necesidad de recompensas externas.  Sigue leyendo este articulo y recibirás muchas sorpresa: ¿Cómo enseñar a mi hijo a ser responsable en el hogar?:

Hay ocasiones en que malcriamos a nuestros hijos sin darnos cuenta.

Así por ejemplo usamos como excusa el que si lo hace uno mismo va más rápido o lo hace mejor, o directamente confundimos querer a nuestro hijo con dárselo todo hecho. El no educarles potenciando su autonomía y sus responsabilidades, sino en la comodidad sin esfuerzo, da como resultado pequeños tiranos muy exigentes, desorientados, y que pueden recurrir al enfado y la agresividad para conseguir lo que desean de los demás. Descubre las conductas que tu hijo puede ir asumiendo según su edad, en un Como.  ¿Como te explicamos cómo enseñar a tus hijos a ser responsables en el hogar mediante las tareas adecuadas y fuera del hogar?:  Los hijos en mayoría de los casos las misma cosas que te ven hacer a ti.

le gustan imitar a sus padres, siempre y cuando usted le permita hacer eso.

Pero eso debe cuidar su testimonio.

¿Cómo enseñarle a tu hijo a ser responsable desde pequeño?:

¿Cómo enseñar a mi hijo a ser responsable en el hogar?:

¿Es tarea de padres enseñar a sus hijos a ser sus tarea con El Tiempo?:

Es deber de los padres velar para que menores ejerzan y entiendan sus derechos como consumidores.

Considere que existen dos ámbitos en los que los adultos pueden fomentar en los niños un consumo responsable. Uno tiene que ver con la salud en cuanto a alimentos nutritivos y el otro se relaciona con el respeto por el medio ambiente. “Los papás deben informar al niño y generarle la conciencia de que un producto debe ser bueno para él y para el planeta”. Por ejemplo, hay que orientarlo a elegir ciertos alimentos no por los colores sino por el aporte al crecimiento, explica.

Ilustrarlo de manera simpática y clara a los menores de edad puede ser más eficaz que las herramientas que da la legislación y que todavía están por expedirse bajo el reciente Estatuto del Consumidor.

Advierte que el tema es sensible ya que el niño, además de ser el consumidor adulto del futuro, es la ruta por la cual las empresas pueden incidir en la decisión de compra de los adultos.

¿Cómo ser padres responsables?:

¿Cómo ser padres eficaces?:

Educara lo hijos para que sean responsables es uno de los principales objetivos de los padres.

La responsabilidad es una cualidad que indica un cierto grado de madurez y compromiso, tanto con los demás, como con uno mismo. ser responsable implica asumir una serie de obligaciones y responde ante los propios actos.

Los padres no pueden estar siempre detrás del niño o del adolescente para hacerle cumplir las normas.

Lo que se ha de lograr mediante estrategias educativas adecuadas es que estas normas queden tan arraigadas en ellos, que lleguen a comportarse de una manera responsable también cuando no haya nadie que les indique lo que han de hacer o dejar de hacer..

La mejor manera de transmitir a nuestros hijos el valor de la responsabilidad es creando un ambiente donde pueda encontrar la información sobre cada una de las opciones entre las que puede elegir y las consecuencias de cada una de ellas, proporcionándoles, al mismo tiempo, los recursos adecuados para poderlas llevara cabo.

¿Hijos responsables: 5 claves para lograrlo?: –  Uno de los mayores retos que tienen los padres es lograr que sus hijos sean responsables de sus actos y pertenencias, además que cumplan con ciertas obligaciones acordes a su edad. Es indispensable por tanto, tener presente algunas claves que ayudarán a los padres a lograr dicho objetivo.

Primera clave: Comenzar desde que son bebés:

Los autores de libros “Cómo enseñar a su hijo a ser responsable” aseguran que los niños a quienes no se les dan deberes en el hogar desde la primera infancia, carecerán de habilidad para organizarse, para fijarse objetivos y llevar a cabo tareas complejas a lo largo de su infancia y adolescencia.

La responsabilidad es una de las virtudes más significativas en el desarrollo humano; gracias a ésta la persona asume el control de su propia vida, pero para que esto se logre, los padres deben fomentarla en sus hijos desde los primeros meses.

Por ejemplo en los bebés se les debe enseñar a recoger sus juguetes, más adelante a organizar sus útiles escolares, después la ropa del día siguiente, y así sucesivamente… A medida que el niño va creciendo, se le debe dar la confianza suficiente para que desarrolle nuevas tareas. Así pues la responsabilidad no se adquiere de un día para otro; es un proceso que se irá desarrollando durante toda la infancia y la etapa escolar hasta llegar a la adolescencia, en la cual la responsabilidad se pondrá a prueba una y otra vez. Segunda clave, Establecer normas claras:

Como toda ley de vida, existen derechos y también deberes, por eso en casa también deben haber normas que han de respetarse y acatarse. Pero hay que ser muy claros a la hora de establecer estos límites. Si los niños no saben qué esperan sus padres de ellos, o no saben cuáles son sus deberes, no podrán educarse en el valor de la responsabilidad. Los padres no sólo deben establecer normas de la manera adecuada según la edad de cada niño, sino explicarles cuáles son las consecuencias por no cumplirlas. Para hacer más comprensible el asunto, sobre todo en un principio mientras se adquiere el hábito, es una buena estrategia escribir los deberes en un lugar visible de la casa (tablero o cartelera) y crear un sistema de estímulos -caritas felices, dulces, entre otros- en especial para los más pequeños de la familia. De esta manera los chicos tendrán las reglas a la vista y se motivará su cumplimiento.

Tercera clave: Otorgar deberes: Si queremos que los hijos sean responsables, pero no les damos la posibilidad que lo sean, no estamos haciendo nada…

Cada hijo deberá asumir unos deberes en el hogar, adicionales a los escolares, los cuales se dan por sentado. Hay que dejarles que sean autónomos y evitar a toda costa realizar tareas que ellos mismos están en capacidad de hacer. La sobre protección de los padres impide que los hijos ejerciten la responsabilidad, aparte de que los vuelve “flojos” y perezosos. Dentro de esa autonomía que se pretende lograr, es importante que los padres no estén todo el tiempo recordando los pendientes a sus hijos, pues se convierte en una mala costumbre de la cual pasarán a depender:

“Una vez se esté seguro de que le han escuchado y entendido, hay que dejarlos que ellos mismo actúen en consecuencia” sugerencias de la escritora y profeta, Teresa Aquino: La auto estima del niño es esencial en su crecimiento.  (¡Subirle la auto-estima a tus hijos !), Pienso firmemente, que esto no es un trabajo para eruditos, sino de sus propios padres de los hijos. Cuarta clave: Autoridad coherente: Una de las formas de deteriorar la autoridad paterna, es no hacer respetar las normas que se han acordado, ni imponer consecuencias cuando estas no se cumplen. Cuando esto ocurre a menudo, los padres pierden la credibilidad de sus hijos, y por consiguiente toda autoridad sobre ellos.

Es por eso que una vez se han determinado los deberes, los padres deben cumplirlos y hacerlos cumplir. “Si por alguna razón los padres olvidan lo que han ordenado, están otorgando a los hijos, tácitamente, permiso para hacer lo mismo.” Advierten los expertos antes mencionados.

La coherencia es una manera de demostrar a los hijos que se está pendiente de su comportamiento. Además al ser coherentes, los niños se sienten más seguros y saben a qué atenerse si no cumplen las normas y responsabilidades. Si no hay coherencia, los chicos sienten ansiedad porque no son capaces de predecir lo que puede suceder.   ¿Cómo criar hijos responsables?:  Recordemos que los padres son los principales educadores de sus hijos. Ellos tienen el poder de influir en el carácter de un niño para bien o para mal.

No es la única influencia que tiene el niño para desarrollar su personalidad, también están la escuela, su grupo de amigos y la comunidad en general, que marcarán alguna huella en su manera de ser, pero sin duda, la familia es quien influye de manera trascendente en cada uno de sus miembros.  Pensemos en el tipo de carácter que esperamos que desarrollen nuestros hijos cuando lleguen a su madurez.

¿Serán adultos competentes, responsables y confiables?

¿Serán buenos esposos o esposas, y serán buenos padres de familia?

¿Sus matrimonios serán felices y duraderos?

¿Podrán atravesar los cambios bruscos de la adolescencia y salir fortalecidos?

Aunque no nacemos sabiendo ser padres, ni podemos controlar lo que nuestros hijos llegarán a ser, tenemos muchas oportunidades de influir en su desarrollo. Para poder usar nuestra influencia como padres al máximo, necesitamos ver hacia el futuro y trabajar ahora para dejar las mejores bases para su crecimiento como personas íntegras.  Afortunadamente, hay muchas investigaciones en el desarrollo infantil que nos ayudan a conocer lo que los padres efectivos han realizado en la educación de sus hijos.  Aquí presentaremos una investigación realizada en donde nos muestra las diez actitudes que los padres efectivos hacen para promover la educación integral de sus hijos y conducirlos por el camino que los lleve a ser mejores personas.

1. Los padres efectivos aman a sus hijos y los proveen de un ambiente estable y seguro. El amor de los padres ayuda al niño contra su auto destrucción, por ejemplo, ingerir drogas o alcohol. El amor provee al niño con un ambiente seguro y estable en el cual desarrollarse.

2. Los padres efectivos promueven el respeto mutuo.

Una de las lecciones morales más importantes que un padre puede enseñar es: Haz a los otros lo que te gustaría que te hicieran a ti.  3. Los padres efectivos controlan el uso de los niños sobre los medios de comunicación. Están alerta de la influencia de los medios y los utilizan de manera pro-activa.

4.Los padres efectivos enseñan con su ejemplo. Enseñar con el ejemplo va más allá de tratar bien a nuestros hijos, nuestro comportamiento se ve reflejado también en nuestro trato con el cónyuge, demás familiares y personas alrededor.

5.Los padres efectivos enseñan directamente por medio de la explicación. Enseñar directamente y no con rodeos es muy importante. Esto implica muchas veces el explicar porqué algunas cosas están bien y otras mal.  6. Los padres efectivos utilizan el cuestiona-miento para promover el pensamiento moral de sus hijos, pues fomenta que los niños se detengan y piensen en sus acciones.

7. Los padres efectivos dan a sus hijos verdaderas responsabilidades. Los niños son responsables si se les da responsabilidades. Proveer a los niños oportunidades en donde desarrollen el hábito de la responsabilidad.  8. Los padres efectivos ayudan a sus hijos a proponerse metas. Es importante que ayudemos a nuestros hijos a pensar en algo que quieran alcanzar y qué medios pueden utilizar para lograrlo.

Así encontrarán sentido en la vida y algo por qué luchar.  9. Los padres efectivos son exigentes en su disciplina. La autoridad adulta, propiamente ejercida, es vital para el desarrollo sano del niño.

Recordemos que no hay familias perfectas ni hijos perfectos, la clave para ser una familia feliz está en la manera en que resuelven sus problemas.

10. Los padres efectivos fomentan el desarrollo espiritual de sus hijos.

Los padres tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos el por qué de la existencia humana, las razones por las que debemos vivir de acuerdo a las normas morales y las tradiciones y rituales que enriquecen la vida espiritual de la familia. Exodología, Metodología “más allá”:

Aprender a comportarse. Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. (Proverbios 22:6);

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser adulto, dejé atrás las cosas de niño.

 

(1 Cor. 13:11);  When I was a child, I talked like a child, I thought like a child, I reasoned like a child. When I became a man, I put the ways of childhood behind me. (1 Cor. 13:11).

Y le traían niños para que los tocara; y los discípulos los reprendieron.

14 Pero cuando Jesús vio esto, se indignó y les dijo: Dejad que los niños vengan a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios. 15 En verdad os digo: el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. 16 Y tomándolos en sus brazos, los bendecía, poniendo las manos sobre ellos. (Marcos 10:13-16).

 

 

El ministerio de la fe Profeta, TERESA AQUINO.

Image

Image

Image

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s